Allí donde habitan las mariposas

Abrid los ojos hacia vosotros mismos y mirad en el infinito del espacio y el tiempo. Oireis que alli vuelven a resonar el canto de los astros, la voz de los numeros y la armonia de las esferas. Cada sol es un pensamiento de dios y cada planeta una forma de ese pensamiento, y es para conocer el pensamiento divino que vosotras almas descendereis y remontareis penosamente el camino de los siete planetas y de los siete cielos suyos. HERMES TRISMEGISTO


Lo que la oruga ve como el final de la vida, el maestro lo llama una mariposa. RICHARD BACH

DEDICATORIA

Allí, donde habitan las mariposas, lo hacen tambien las hadas y los angeles, la verdad y la ilusion, la alegria, el amor, la dulzura y la fantasia; los mas bellos sueños y la esperanza.

Es el lugar donde los rios son de miel y las montañas de plata y diamantes; donde los seres alados bailan moviendose al ritmo de la musica de George Harrison y el aroma del Padmini; donde puedo descansar en grandes almohadones de plumas tejidos con hilos de seda y oro. Es mi refugio, y el de muchos que sueñan encontrarlo, sin saber aún que son mariposas.

Este blog esta dedicado a todos ellos y ojala puedan disfrutarlo como parte de su camino hacia el lugar donde habitaron o habitaran algun dia


Parameshwary
Enero 2009


Visit - Stop secretS -



.





los cuatro acuerdos de la sabiduria Maya

Los cuatro acuerdos de la sabiduria maya
View more documents from Fundacion Soliris

hada mariposas

hada mariposas

Secretos Parameshwary

domingo, 26 de febrero de 2017

El templo de Hércules en Cadiz.


https://mitologiasdelmundo.wordpress.com/


image


Aníbal o Julio César fueron dos de sus ilustres visitantes. Otras fuentes históricas incluso citan la presencia del apóstol Santiago y del héroe de la mitología griega Hércules en este santuario. Sea como fuere, el Templo de Hércules Gaditano, situado sobre el actual islote de Sancti Petri, junto a la localidad de San Fernando, estuvo considerado como uno de los grandes centros religiosos de la Antigüedad en una de las ciudades más viejas de Occidente, Gadir, la actual Cádiz.
De origen fenicio y levantado en honor a su dios Melqart, algunas fuentes clásicas ya datan el origen del santuario paralelo a la existencia de Troya (siglo XII a.C.) Su fama se extendió allende los mares, y las referencias en torno a su existencia son numerosas entre los escritores del pasado.
image
El santuario se conformaba, según las fuentes, en un conjunto de edificaciones donde sobresalía un edificio principal y un patio al que se accedía por una puerta flanqueada por dos grandes columnas. En la portalada principal aparecía un relieve que escenificaba los doce trabajos de Hércules en bronce. Los sacerdotes que moraban el templo vigilaban que las llamas del fuego perpetuo no se apagaran, según relata Estrabón.
También destacaban dos pozos de agua dulce cuyo ritmo de crecida se producía en sentido inverso al de las mareas. Según el historiador latino Pomponio Mela, bajo el templo estaban sepultados los restos de Hércules. Y el subsuelo también albergaba otras reliquias mitológicas como el cinturón de Teucro o el árbol de Pigmalión.
image
Dicen que en el interior del templo Aníbal, siendo un niño, juró odio eterno a Roma ante su padre Amílcar Barca. Más tarde volvería aquí para ofrecer sus votos a los dioses antes de emprender su conquista de Italia. Con el paso del tiempo, hasta llegar al año 68 a.C, fue Julio César quien como cuestor, ante la estatua de Alejandro Magno que allí había, se lamentó que a la edad de 30 años todavía no había alcanzado las mismas gestas del conquistador macedonio. El romano regresó al templo de Hércules en el año 45 a.C. tras la batalla de Munda.
Sobre las ruinas fenicias del Templo de Hércules Gaditano, los cristianos levantaron siglos después el Faro y el castillo de Sancti-Petri, en el siglo XIII. Pero la erosión del mar, su explotación como cantera de piedra y continuos ataques destructivos acabaron con el esplendor que tenía el templo desde su ocupación por los visigodos.
image
Una leyenda atribuye la presencia de apóstol Santiago en la isla de Sancti-Petri con el objetivo de erradicar el culto pagano en el templo y consagrarlo al cristianismo, en honor a San Pedro, de ahí el nombre que se le dio a la isla. Fue en este lugar, asimismo, donde Manuel de Falla, ya en el siglo XX, concibió su Atlántida.
Fuente: Raquel Valdearenas Mate

La perla de hoy

Asi de sencillito via: neopublicistas:

sábado, 25 de febrero de 2017

Contemplar tus sueños los hace realidad

Image result for sueños lucidos





Una de mis grandes alegrías es descubrir – y redescubrir – el trabajo de los maestros de sabiduría del pasado. Recientemente he sido inspirado para regresar y leer de nuevo el trabajo de Thomas Troward, quien vivió en la India y en Gran Bretaña de 1847 a 1916. Troward escribió respecto a un concepto que de alguna forma ha sido parte de mi conocimiento intuitivo desde la niñez – la idea de manifestar nuestros sueños a través del don de la imaginación. Contémplense rodeados de las circunstancias que buscan y ellas aparecerán.

Thomas Troward fue un hombre de letras brillante en el campo de la religión comparativa que publicó sus Conferencias de Edimburgo sobre la Ciencia Mental en 1904. Su trabajo cambió para siempre la forma en que miramos el proceso de creación y manifestación. Troward hace la conexión entre el trabajo de lo Divino en la creación del universo y nuestros esfuerzos para imaginar que se manifieste la vida y las circunstancias que queremos crear.

Troward nos pide que demos los pasos del proceso creativo con claridad mental ya que ellos se refieren a la contemplación de nuestras circunstancias deseadas. Aquí tenemos un resumen de los cuatro pasos que él describe:

El espíritu es creado por la auto contemplación. El proceso de ir desde el no ser al ser implica una Fuente invisible, a la que llamamos ‘Espíritu’, que se decide a expandirse hacia el mundo de la forma. Este es Dios expresándose a Sí Mismo en todas las cosas materiales. Por tanto, viniendo de su naturaleza de origen, todos y todo es un resultado del Espíritu que se contempla a sí mismo y expresa su vida, amor, luz, poder, paz, belleza y alegría inherentes como una parte del mundo material.

Así que aquello en lo que este se contempla a sí mismo, en eso se convierte. La contemplación por parte del Espíritu resulta en la manifestación de lo que se está contemplando. Troward explica en gran detalle en su libro en que consiste el ideal Divino y cómo el propio cosmos tenía que existir como un resultado de cómo el Espíritu que lo originó (Tao o Dios) se dedicó a la auto contemplación con el objetivo de expresar la vida.

Ustedes son espíritu individualizado: Aquí es donde se les insta a reconocer su propia Divinidad. Ustedes también fueron materializados desde el no ser (Espíritu) al ser (forma) por la auto contemplación del propio Espíritu. Y el Espíritu propiamente es unicidad, indivisible. Como ustedes son una pieza de Dios, por así decirlo, Troward ofrece la siguiente conclusión:

“Por tanto aquello que ustedes contemplan como la ley de su ser se convierte en la ley de su ser”. Y el continúa diciendo que deben utilizar su poder creativo de pensamiento para mantener su unidad con el Espíritu en lugar de crear un sentido separado del yo que está apartado del Espíritu y sufre de pobreza y limitación. Esto es, siempre y cuando sean capaces de mantenerse en armonía con cómo el Espíritu se contempla a sí mismo, tienen precisamente los mismos poderes de manifestación. Después de todo, en el sentido más verdadero de la palabra, ustedes son lo mismo que el Espíritu del cual se originaron.

Sus pensamientos inician el proceso de materialización. Si ustedes contemplan con pensamientos que están en sintonía con el Espíritu de origen, tienen el mismo poder que el Espíritu de origen. Cuando la contemplación es una equivalencia vibratoria con el Espíritu de origen, ustedes asumen la cooperación de la mente Divina, atrayendo y cumplimentando los deseos de ustedes. La contemplación es por tanto un tipo de acción en sí misma, que pone en movimiento todas las fuerzas creativas del universo. Contemplen como lo hace Dios, con pensamiento de ¿Cómo puedo servir? En lugar de ¿Qué beneficio obtengo de eso?

Amo citar la famosa observación de Troward: “La ley de flotación no se descubrió al contemplar cómo las cosas se hundían…..” En otras palabras, cuando ustedes ven lo que contemplan como si ya estuviese aquí, el universo les ofrecerá las experiencias que se avienen con lo que ustedes están contemplando.

Sugerencias para Implementar una Nueva Forma de Contemplar



Thomas Troward nos insta a captar la idea de que la contemplación del Espíritu como poder es la manera en la que el individuo genera ese mismo poder dentro de sí mismo. “Todos lo tenemos dentro de nosotros”, dice él, y “depende de nosotros convertirlo en expresión”. Díganse a sí mismos: El poder creativo e inteligente se manifiesta perfectamente al igual que el universo. Yo soy un resultado de este poder. Yo me siento conectado con él y yo sé que este cooperará conmigo para crear la vida que deseo. Vean su mente como una fuerza poderosa que está en armonía con el mismo poder que está detrás de toda la creación.

Comiencen la práctica viendo la contemplación como acción, en lugar de como un vagabundeo pasivo mental. Atesoren su mente como un enorme regalo de su Creador, un regalo tan maravilloso que tiene la mente del Creador dentro de este también. Vean sus momentos contemplativos de la misma forma que ven su tiempo de práctica para mejorar sus habilidades en cualquier empeño. Una hora al día tirando una bola es una acción que conduce a un mayor promedio en el juego de bolos; unos cuantos momentos varias veces al día meditando respecto a lo que intentan manifestar en algún área de su vida tendrá precisamente el mismo efecto en su promedio de manifestación. La contemplación es acción. Es necesario entrenar la mente para la implementación de cualquier cosa que deseen.

Repitan el siguiente mantra durante un mínimo de cinco minutos consecutivos cada día: Yo me contemplo rodeado de las condiciones que quiero atraer a mi vida. Díganlo rápida y repetidamente. La repetición les ayudará a comenzar a imaginar las personas o circunstancias adecuadas, el financiamiento necesario, o sea lo que sea que deseen. Manténganse desapegados y permitan que el universo se encargue de los detalles.

YO SOY LUZ,



Wayne W. Dye
Dr. Wayne W. Dyer
http://www.drwaynedyer.com/

La perla de hoy

Vivir con coherencia:

viernes, 24 de febrero de 2017

Cómo encontrarnos con aquello que necesitamos trascender?

Se aconseja escuchar el vídeo mientras se lee

¿Cómo encontrarnos con aquello que necesitamos trascender?
¿Dónde está esa información?
¿Está disponible permanentemente?
Cada momento de cada presente está construido a partir de la información que llega por cuatro vías diferentes y sin embargo sincrónicas. Tu genética + tu genealogía + tu historia personal + los pendientes de tu Alma. Son como cuatro autopistas que se cruzan en una especie de “nudo vial” en el cual esta cada momento de tu presente. Puedes imaginar que en ese cruce habrá vehículos que circulan simultáneamente en cada una de estas autopistas? Por lo tanto puedes comprender que cada instante de tu existencia está siendo modificado por las fuerzas que están presentes en cada uno de estos cuatro aspectos que te conforman!
Si tomamos a cada vehículo que circula por ese “nudo vial” como un paquete de energía, puede verse claramente como el flujo de información desde tus primeros momentos de vida está presente en cada momento, influyendo. Del mismo modo hace lo suyo cada historia de la familia, la conozcas o no tengas noticias de ella. Así como estará “viva” cualquier historia de tu pasado remoto, cualquier promesa hecha, cualquier deuda de tu Alma.
 También tus pensamientos y tus emociones y tus condiciones físicas y energéticas que son el resultado de tu genética más tu historia personal. Como verás, si no te colocas allí, en medio de este “nudo vial” a dirigir el tránsito y elegir a qué vehículo y de qué modos le darás paso, corres el riesgo de un embotellamiento de proporciones que pueden llevarte a un colapso (estos podrían ser los ataques de pánico que están a la orden del día)
El modo de dirigir este tránsito que estamos simbolizando en vehículos que representan paquetes de energía pendientes de resolver, es definitivamente en sociedad con el Alma… y aquí es donde entra en acción el sincronismo. Nuestro ego no está conciente aún del cuadro mayor, no sabe aún de cómo y porque está sucediendo todo lo que nos sucede, entonces no sabría cómo dar paso a uno o a otro paquete de energía. Pero el Alma si. El Alma puede tener esta visión y dialogar con las fuerzas del sincronismo para poder poner en marcha el orden necesario.
 Con “sincronismo”, me refiero a la manifestación de ciertos eventos cuya presencia en un momento y espacio precisos no responden a las leyes de lo cotidiano y sus consecuencias lineales, sino a las leyes del holograma que somos más allá del presente, incluso más allá de lo conciente. Una de las leyes fundamentales que estructura al “sincronismo” es la ley de afinidad, gracias a la cual se manifiestan los eventos convenientes a la evolución en cada momento preciso y de modo preciso. Es por esto que decimos que el ego debe permanecer en constante alerta y al acecho de estas manifestaciones para poder reconocerlas y potenciar su fuerza para el propio crecimiento y para la evolución del ser completo!! El tránsito por la 4° dimensión nos está dando la oportunidadabrir núcleos de energía/información, cuyo registro esta allí. En el momento presente se observa, en la mayoría de las personas la emergencia de temas de conflicto, que si bien eran conocidos, se creía que estaban de algún modo estabilizados. Pues no era así, en realidad era energía que estaba estancada esperando su momento de poder abrirse para ser resuelta. A estas energías las llamamos “Núcleos de Energías Pendientes” solo para poder identificarlas. Estos núcleos, al abrirse piden atención… mucha atención y pueden estar afectando cualquier aspecto de la vida, y cualquiera de los cuerpos del propio sistema. Así como que su origen puede radicar en cualquiera de los archivos que antes mencionamos: genética, genealogía, historia personal o bien vivencias remotas (pendientes del Alma) Si a esta altura ya te has identificado con algunas cosas de las que se mencionan, puedes alegrarte, esto significa que estas en un proceso de elevación. Mira en tu entorno y fíjate bien que acontece… mira cada cuestión que se presenta en tu día y allí tendrás como en un libro abierto el listado de todo aquello que tu Alma se ha propuesto trascender. Ya no puedes seguir interpretando el afuera como que realmente está fuera de ti. Eso es antiguo. Ya sabes que todo te pertenece y que todo lo creas con la materia prima que está en tu interior. Es simple entonces comprender que aquello que te acontece es producto de lo que eres… Y allí radica tu enorme poder de transformación… Ya es tiempo de que logremos esa transformación… Se nos espera, en la Nueva Frecuencia, plenos y libres de pendientes, livianos de deudas habiendo perdonado y aceptado a todos quienes nos hirieron y habiendo pedido la liberación de todo agravio hecho a otros. Habiendo reconocido los errores y las faltas de Amor… habiendo vuelto una y otra vez a decidirnos por la Luz… Esto es así siempre que tu propósito sea volver a la Vibración Del Altísimo, A La Morada del Padre. También es válido que elijas otros caminos, habrá lugar para ti en otras moradas en aquellas en las que las leyes sigan siendo de 3° dimensión, como en la Tierra hasta ahora. Si no estás dispuesto a soltar amarras, a liberarte de la soberbia, a no seguir sosteniendo que tenías razón, a dejar de abusar por miedo a que te falte. Si crees aún que la acumulación es el mejor camino y que el respeto no es tan trascendente, que cada uno hace lo que puede y siempre gana el más fuerte. Si aún crees en esos valores.. tienes derecho a estar allí, quizás no sea esto lo que eliges. Tú decides y lo harás en buena ley porque el Padre te dotó de libre albedrío… como a toda criatura de este mundo… De todos modos en algún momento de la eternidad, siempre volveremos a encontrarnos y allí será muy bueno que cada uno haya sido fiel a sí mismo! Monica Cimino

La perla de hoy

Total #frases:

miércoles, 22 de febrero de 2017

EL KYBALION, manera práctica de aplicarlo a nuestras vidas-Parte III



LOS SIETE PRINCIPIOS de Hermes Trismegisto 
“El cambio fundamental ocurrirá…, sólo cuando el Pensador… cambie de mentalidad”.
3.- PRINCIPIO DE VIBRACIÓN :
Hemos aprendido anteriormente que “Dios crea todo a partir de su Mente”. Nosotros, seres creados a Su Imagen y Semejanza, un pensamiento emanado de Él, hacemos lo mismo. Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que vivimos en un Universo mental: “Aquello que llegamos a Creer es exactamente lo que se manifiesta en nuestra vida”.
La mente humana está dividida básicamente en dos partes: la Mente Consciente y la Mente Inconsciente. La Mente Inconsciente, la gran Blbliotecaria, es la depositaria de todas nuestras programaciones y recuerdos; mientras que en la Mente Consciente radica todo nuestro Poder de Decisión. La Mente Consciente es la que se encuentra conectada con el Espíritu. Solo cuando logras sensibilizarte, volviéndote “consciente” de que la manera como piensas, crees y sientes, es como forjas tu destino, entonces y sólo entonces…, lo podrás cambiar.
La Mente Subconsciente es el equivalente al Alma; es la gran “Bibliotecaria” que archiva todas las experiencias que hemos tenido desde incontables eras; lo que hemos transitado al través de todos los reinos, empezando desde el mineral, vegetal, animal, hasta culminar finalmente en el reino humano, donde alcanzamos por primera vez…, la consciencia de existir. Empezando, a partir de ahí, un desarrollo personal…, individual…, al través de toda una serie de vidas sucesivas; experimentando de mil maneras, creciendo poco a poco, pero inexorablemente, en comprensión, sensibilidad y madurez.
De acuerdo a observaciones realizadas en varios embriones humanos los científicos se percataron de que, conforme avanzaban los días de gestación, los mismos mutaban rápidamente, a veces en cuestión de minutos o incluso segundos…, pasando por múltiples formas, presentando al principio una cola que posteriormente se retraía…, rememorando por breves instantes a seres del reino animal. Por lo mismo, llegaron a la conclusión, de que esa “Mente Inconsciente”…, presente en el embrión humano, estaba nuevamente “recordando” las incontables formas de vida por las que ya había transitado anteriormente. Concluyeron finalmente, al estudiar paralelamente la Cadena del ADN, que tan sólo un escalón es lo que nos separa del reino animal, siendo nuestro cerebelo, donde residen nuestros impulsos primitivos de supervivencia y reproducción, el recuerdo ancestral más fehaciente…, de nuestra etapa “Reptiliana”.
Habiendo explicado lo anterior, llegamos ahora a nuestro Cuerpo Físico, que aunque la gran mayoría considera que es su verdadero Yo, en realidad es tan sólo un vehículo que el Universo nos entrega en cada existencia para que podamos vivir y experimentar, en este Planeta de tres dimensiones.
Aprendimos anteriormente que existe toda una “Correspondencia” entre nuestro “Mundo Exterior”…, que es la manera como vivimos, y nuestro “Mundo Interior”…, que constituye nuestro mundo de creencias, pensamientos y sentimientos, Mundo Interior que viene siendo el cristal, al través del cual, interpretamos y aceptamos como “realidad” todo aquello que contemplamos o vivimos. De ahí la frase que dice… “En la vida nada es bueno, nada es malo…, todo depende del color del cristal con que lo mires”. Esto significa dos cosas: La primera que torna muy difícil la comunicación entre dos personas, porque al hablar, en la manera como expreso mis ideas…, por mi parte considero que la otra persona me está entendiendo…, de acuerdo a mi cristal.  en cambio, la otra persona, de acuerdo a su propio cristal, interpreta lo que le estoy expresando…, a su manera. Al final de cuentas…, SON DOS VIBRACIONES MUY DIFERENTES DE PENSAMIENTO. La segunda…,  si tenemos una vida de conflictos, sin amor, sin amigos, dificil, etc., es porque antes existe en nosotros toda una serie de conceptos, ideas, creencias y programaciones muchas veces heredadas, que nos conducen a elegir, inconscientemente…, todo eso en nuestras vidas.
A partir de esta nueva luz, daremos un paso adelante estudiando las maneras de poder producir cambios profundos en lo que llamamos…, nuestra “Realidad”.
Textualmente, el Principio de Vibración dice lo siguiente: “En el Universo…, nada permanece estático, todo se mueve incesantemente, todo vibra”.

Esto significa que en el Cosmos dentro del cual estamos inmersos, no existe nada que permanezca fijo, inmóvil o estático. Todo en él…, se encuentra en constante movimiento, en perpetua vibración. Cada parte del Universo siempre está mutando, transformándose a sí mismo en algo mejor…, en todos los planos, en todos los órdenes y en todos los niveles de existencia…, siempre hacia la perfección.
De manera similar, en nuestro mundo personal, la Consciencia del Universo…, latente en nosotros, silenciosamente siempre  nos impulsa a vivir de una mejor manera. Las crisis en nuestra vida aparecen cuando nos detenemos en nuestra evolución, cuando decidimos permanecer rígidos e inflexibles en una posición mental o material, que puede resultarnos cómoda en ese momento. Cuanto más nos encerremos en una creencia, en una actitud hacia la vida, cayendo en la inercia, sin querer tomar decisiones o aceptar responsabilidades, más fuerte será el movimiento que hará el Universo para movernos de allí. Por eso es que a determinadas personas, que han venido designadas para un propósito más elevado,  en una determinada etapa de su existencia, cuando aparentemente todo parece marchar de maravilla, de repente sufren desilusiones, descalabros, pérdidas o contratiempos que las obliga a recapacitar, a reflexionar, a apreciar  las circunstancias en que la vida las ubicó, a las personas con las que convivieron, conviven o bien…, valorar su vida actual.
De acuerdo con el Principio de Vibración “Debemos asumir la actitud de aprender a vivir en el instante presente, en el eterno ahora, disfrutando y apreciando cada momento, pero también alertas para adaptarnos a los cambios imprevistos que tiene la vida”…, sin importar nuestra edad. Según este Principio Hermético, si tiendes a aferrarte a una casa, a una pareja, a un trabajo, a una amistad, a una creencia o a cualquier circunstancia o cosa que te dé seguridad, lo más probable es que tarde o temprano sufras. ¿Por qué?…, porque en el Universo no existe nada, absolutamente nada, que permanezca inmóvil…, sin evolucionar.
Esto no significa que tendrás que quedarte sin vivienda, sin familia, sin trabajo o sin pareja; sino que debes hacerte consciente, disfrutar de lo que estás viviendo hoy, en este preciso momento…, porque este instante…, bueno o malo, agradable o desagradable, no se repetirá jamás en el futuro. Nunca existirán dos circunstancias iguales. No hay manera posible de repetir el pasado. Existen parejas que después de haberse separado, algunas deciden volver a unirse con la mejor intención de volver a revivir lo hermoso de antes. Esto…, si van con la idea de volver a revivir la ilusión del inicio…, es un camino casi seguro a la frustración. Sin embargo, si hay madurez en ambos ante los cambios sucedidos, aceptándolos y a partir de ahí…, ver hacia adelante, entonces es posible que la reconciliación los lleve a vivir en una mejor relación que la del pasado, pero jamás igual.
Este “Principio Hermético de Vibración”, nos enseña que cada objeto o substancia que vemos y aun la que no vemos, como el aire o el éter,  están conformados por millones y millones de átomos. Estos átomos a la vez, en su núcleo atómico están integrados por protones y neutrones, denominados “nucleones”, unidos firmemente por una gran interacción nuclear, constituyendo el 99.999% de la masa total del átomo. Las partículas que giran a gran velocidad alrededor de él, se denominan electrones; integrando finalmente los átomos en su unión…, de acuerdo a su carga de protones, neutrones y electrones, infinitos tipos de partículas…, QUE INTEGRÁNDOSE EN SU VIBRACIÓN, dan origen a la materia. La manera perfecta como se integran y a la vez rechazan entre ellos, denota una inteligencia infinita, una trascendente e invisible “Consciencia” que los orquesta, los armoniza, los integra, obligándolos amorosamente a ser cada uno de ellos…, la expresión fiel de una idea…, concebida allá…, en el ignoto infinito. Idea  convertida finalmente en una piedra, una flor, una humilde hierba que crece a la vereda de un camino, un insecto, un árbol, un animal, un ser humano, un planeta, un sol, un sistema solar, una galaxia, etc., etc.
Los científicos han encontrado que existen dos formas extremas de vibración: una muy baja, que corresponde a la materia y otra muy alta, que pertenece a los planos invisibles del Espíritu.
Cuando la vibración es muy baja, se dice que la materia está en reposo, mostrándose sólida y aparentemente inerte para nuestros sentidos físicos, tal y como lo es una piedra. Sin embargo, la piedra en su interior, está conformada por millones de átomos que se encuentran en constante vibración, movimiento y transformación, con una distancia entre ellos equivalente a la que guarda nuestro Planeta con el Sol; conformado el espacio existente entre ellos por el éter…, la más pura energía.
Cuando la vibración es muy elevada, llegamos entonces a niveles invisibles para nuestros sentidos, dándonos la impresión de que  la materia…, también está en reposo. Por esto el postulado científico que dice: “Dos puntos opuestos, unidos por una misma línea…, se tocan”. El amor y el odio, como dos de las principales emociones que afectan al ser humano, también se rigen por este postulado, que aunque son diametralmente opuestos, están conectados por una misma línea…, un sentimiento, vibratorio, de la misma intensidad..
Para entender mejor este concepto daremos un ejemplo: imagínate las aspas de un ventilador. Cuando el ventilador está sin funcionar puedes percibir claramente sus partes, que están en reposo, pero cuando pones en marcha el aparato, a alta velocidad, entonces las paletas giran tan rápidamente que desaparecen a nuestra vista, pudiendo incluso ver a través de ellas. Aquí también decimos que…, “la materia está en reposo” porque pareciera no existir. Aunado a esto los científicos han hecho experimentos con partículas de electrones a velocidades infinitas que demuestran que en el Universo, sin importar la lejanía…, todo se encuentra sincronizado, enlazado, integrado, comunicado de manera instantánea…, desapareciendo plenamente la noción del tiempo y el espacio; transformándose estos conceptos.., en una ilusión para la mente humana. A esto se le denominó… “Entrelazamiento Cuántico”, siendo su precursor Albert Einstein, que no encontró ninguna explicación para un fenómeno cósmico de la “Mecánica Cuántica” que sin embargo demostró ser una realidad en los experimentos. El científico Francés Jean Pierre Garnier Malet lo corroboró yendo aún más lejos al afirmar que todos los seres tenemos un “Doble Cuántico”.
Volviendo al Principio de Vibración, observamos como los órganos de nuestro cuerpo están conformados por células, que a la vez, están compuestas por átomos. Por lo tanto, aquello que percibimos como un cuerpo sólido, en realidad resulta que no es tan sólido. Nuestro cuerpo físico, al igual que toda la materia…, está conformado por un 99,999% de espacio vacío, y solamente 0,001% de materia. Sin embargo, este último porcentaje obtenido, según la Física Cuántica, también es…, espacio vacío.
Estudiando los científicos el comportamiento del átomo en nuestro cuerpo, se dieron cuenta que el mismo, se encuentra continuamente intercambiando átomos con el medio ambiente que le rodea. ¿Cómo?… Al inhalar aire absorbemos los átomos del entorno; al exhalarlo, ahora devolvemos al ambiente átomos de nuestro propio cuerpo físico.
Literalmente…, cuando ingresamos en un lugar, empezamos a absorber parte de ese lugar, incluyendo su vibración. Por eso es que algunos lugares nos llenan de energía vivificante, positiva y otros…, todo lo contrario. Los lugares de la naturaleza como… playas, montañas, bosques, lagos y demás, están cargados de vibraciones positivas. Cuando permanecemos un tiempo en ellos, nuestro cuerpo físico se renueva con átomos de alta calidad; por tal motivo, uno se sana. Por lo contrario, cuando uno ha permanecido cierto tiempo en un lugar de vibraciones bajas, densas o negativas, nos sentimos contaminados, reflejándose en nuestro estado general de inarmonía y desagrado. La recuperación puede no ser inmediata pudiendo permanecer así durante un tiempo, hasta que nosotros mismos nos armonicemos, enfocando nuestra mente en cosas positivas y llevando toda la atención a nuestro “Centro”.
Se ha demostrado clínicamente que en un año, el cuerpo humano renueva completamente todos sus átomos, después de este tiempo, poseemos un modelo absolutamente nuevo. La pregunta inevitable es ¿Qué hace que nuestro cuerpo cambie o se deteriore? Hay una sola respuesta… nuestra Mente.
Lo que lleva a los átomos a agruparse y a producir cambios en tu cuerpo es la idea, el tipo de vibración que gobierna tu mente. Si piensas y estas convencido que a los cincuenta años comienza la vejez de tu vida, que es una idea generalizada con la cual nos han contaminado, entonces tu cuerpo obedecerá esta idea…, envejeciendo. Por el contrario, si crees que a esa edad estás en tu mejor momento, entonces tu cuerpo responderá brindándote vitalidad y entusiasmo. Cada uno de nosotros tiene su propio reloj biológico, regido por la mente, determinando entonces ella…, cuando comenzamos a envejecer.
De la misma manera, cada átomo, cada partícula, cada célula de tu cuerpo físico…, está constantemente “escuchando tu propio diálogo interno”, respondiendo fielmente al mismo. Si tienes pensamientos felices, tu cuerpo reaccionará con energías positivas. Por lo contrario, si eres pesimista y constantemente te deprimes, conceptuando la vida de manera negativa, lo más probable es que pronto enfermes. Las personas que tienen enfermedades crónicas son aquellas que por lógica…, tienen pensamientos “crónicos”, cuando se dan cuenta de que ellas han creado su situación, entonces renuncian a esos patrones mentales negativos de conducta …, empezando su curación.
A pesar de que nuestro cuerpo se regenera constantemente, la razón de su deterioro es porque, aceptamos…, de una manera o de otra, que eso necesariamente nos debe de ocurrir. Existe una historia, un pasado en nuestras vidas, de muchos siglos, que sustenta esa creencia. Al creer en ese pasado, continuamos repitiendo la misma historia… No estamos solos con nuestros pensamientos; vivimos en una sociedad donde crecemos, aprendemos y nos desenvolvemos a diario. De ella tomamos toda una serie de ideas…, unas positivas y otras…, no tanto. Si pudieras levantarte el día de mañana olvidándote completamente de tu pasado heredado, tu cuerpo no envejecería. Si decidieras, por ejemplo, vivir doscientos años, todo tu cuerpo respondería a esta idea pero, primero, tendrías que convencerte a ti mismo de esa posibilidad. Tu cuerpo “escucha” tu diálogo interno y si tienes dudas, simplemente manifestará esas dudas. RECUERDA QUE NO SON LOS PENSAMIENTOS LOS QUE SE MANIFIESTAN EN TU VIDA, SINO…, TUS CREENCIAS. Si crees en la enfermedad, las células de tu sistema inmunológico bajarán sus defensas y permitirán que contraigas alguna enfermedad. Por lo contrario, si crees que tu cuerpo físico es fuerte, saludable y lleno de vitalidad, tu sistema inmunológico tomará esta idea como una orden y jamás te enfermarás.
Reafirmando lo anterior mencionaremos uno de los descubrimientos más interesantes de la Física Cuántica que demuestra que el resultado de cualquier experimento dependerá en gran medida del grado de expectativa de aquel que lo realiza. Antes se creía que si dos personas realizaban la misma prueba, con los mismos procedimientos y medidas, llegarían a obtener el mismo resultado. Ahora se sabe que los átomos se agrupan según su compatibilidad y responden a las expectativas o deseos mentales de aquel individuo que los observa (Experimento de Young o de “La Doble Rendija”). Esta es la razón por la cual una persona puede tener la habilidad de cocinar una comida muy sabrosa y nadie puede imitarla, aun cuando los demás sigan todas sus indicaciones, utilicen los mismos ingredientes y pongan incluso las mismas proporciones; el resultado…, nunca será el mismo. El resultado dependerá siempre de la expectativa del observador y de su interés personal en el experimento. De esto se deduce fácilmente que la comida más sabrosa será aquella que contenga como ingrediente principal…, los pensamientos vibratorios de amor e interés de aquel que la realiza. Y esto se cumple también para nosotros…, en todos los aspectos de nuestra vida.
3. PRINCIPIO DE VIBRACIÓN (2da. Parte)
LAS VIBRACIONES MÁS POSITIVAS
El cerebro humano está compuesto por millones de células llamadas “neuronas”, comunicadas entre si por un proceso eléctrico denominado “sinapsis”. Cuando una persona toma una decisión, las neuronas llevan el mensaje o…, la orden, al resto del cuerpo físico para producir la acción correspondiente a ese pensamiento emitido. Por ejemplo, un individuo siente calor y decide aflojarse el cuello de la camisa y la corbata. Las neuronas transmiten la orden elegida a los diferentes músculos del cuerpo y las manos para realizar los movimientos necesarios. En apariencia, no existe ningún misterio en esto, sin embargo…, lo hay. Los científicos se han preguntado ¿Quién es “aquel”…, que sintió calor y “decidió” finalmente…, aflojarse la camisa y la corbata?
A través de muchos experimentos, los científicos han descubierto lo que denominan el “Mapa del Cerebro”, según el cual se conocen las actividades que desarrollan las distintas partes del mismo y su relación fundamental con el cuerpo físico. Sin embargo, los investigadores no han encontrado jamás dónde está “esa parte” que elige realizar un determinado movimiento. La conclusión a la que han llegado es asombrosa… “LA MENTE NO ESTÁ EN EL CUERPO”. Expresado de otra manera… “La Mente ocupa el cerebro físico pero, sin embargo…, NO ESTÁ CONTENIDA EN ÉL”. Por lo contrario…, ES LA MENTE LA QUE “CONTIENE” AL CUERPO, encontrándose manifestada en cada parte del mismo, no únicamente en el cerebro como suponíamos. Cuando decimos… “Me vino esta idea a la mente”, estamos confirmando la verdad científica de que las ideas, efectivamente…, “PROVIENEN DE OTRA PARTE”. ¿De dónde? La ciencia aún no se atreve a hablar de una “INTELIGENCIA UNIVERSAL”…, que lo trasciende todo, aunque ya se visualiza.
Por el momento, debes entender que cada pensamiento que eliges “pensar”…, proviene de un espacio infinito, en el cual existen también posibilidades infinitas, siendo tu “Ser”, el que hace una elección determinada a cada momento. Pero tú “VERDADERO SER”, no es ninguno de tus pensamientos, sentimientos o emociones que te crees ser, sino “AQUEL”, que  de manera silenciosa…, hace la elección.
Todo el Universo está integrado, comunicado y conformado de la misma energía y…, nosotros, al través del poder de nuestros pensamientos e imaginación, podemos manejarla para manifestar la realidad que deseamos. De acuerdo con el “Principio de Vibración”, podemos ir creando la VIBRACIÓN necesaria en nuestra mente, con pensamientos enfocados en aquello que tanto anhelamos, viendo ese deseo en nuestra mente…, como “ya realizado”…, en “tiempo presente”, agradeciendo con emoción al Universo, atrayendo de ese modo a nosotros la substancia etérea y necesaria del Cosmos…, que nos permita trocarlo en realidad. Damos esta enseñanza no sin advertir antes a aquel que la realiza, que cuide de desear siempre dentro de la ley universal del amor y el respeto, porque todo será  devuelto a nosotros en esta vida o en alguna otra, en algún tiempo y lugar…, para nuestro bien o mal.
El “Principio de Vibración”, nos enseña por otro lado  que “Energías semejantes…, se atraen”. Por eso vemos que personas deportistas van a entrenar a un mismo lugar, un grupo de feligreses de determinadas creencias se reúnen en una misma iglesia, los que son intelectuales en una biblioteca o lugar de lectura y convivencia, los metafísicos en algún centro de estudio y meditación. De manera inconsciente, cada uno se rodea de gente y lugares que se encuentren vibrando…, en nuestra misma frecuencia.
En el Universo existen tres niveles elementales de vibración: baja, media y alta. Son tres escalones con características propias. De acuerdo con nuestro nivel vibratorio personal, estamos ubicados en algunos de estos tres escalones y, como consecuencia, atraemos las circunstancias en nuestra vida de acuerdo a dicho nivel. Es imposible atraer a nosotros personas, circunstancias o experiencias que tengan una vibración alta si uno se encuentra vibrando en una frecuencia más baja.
El odio, el rencor, la depresión, la angustia, la preocupación, el stress, el miedo,  los pensamientos y emociones negativas de todo tipo, nos llevan a vibrar en el nivel más bajo de esta escala. Mientras una persona se mantenga “Vibrando bajo”, sólo atraerá a su vida seres y situaciones que aumentarán su malestar. Este…, es el nivel de la “mala suerte”. Son a los que escuchamos decir: “No termino de salir de un conflicto cuando ya tengo encima otro”. La respuesta a esto es muy simple: Mientras la persona se mantenga vibrando, por decisión propia, en ese nivel, continuará atrayendo todo tipo de circunstancias negativas…, acordes a dicho nivel. Sólo hasta que se percate de esto y cambie su vibración personal, no se manifestarán en su vida la salud, la alegría, el amor y la abundancia que desea.
En un nivel de vibración medio, es donde empiezan a aparecer las soluciones en nuestro entorno y la vida fluye. Los obstáculos y las circunstancias de este nivel son más fáciles de resolver; la persona que se encuentra en este nivel de vibración, siempre muestra una alegría y actitud optimista hacia la vida.
Finalmente, en el nivel de vibración más alta corresponde alcanzar la comprensión absoluta, la iluminación plena de nuestro entendimiento, definiéndose en lo más íntimo de nosotros…, la razón de nuestra existencia; experimentando el amor universal. En este nivel “Crístico”, no existen problemas, miedos, limitaciones o enfermedades. Cuando uno vibra en este nivel, lo que uno piensa…, se manifiesta de inmediato. Es alcanzar un poder inimaginado, basado en el pleno reconocimiento de nuestro Maestro Interior, nuestro Creador, nuestro propio “YO SOY”; que hace de nosotros un ser de consciencia, integrado plenamente al Plan Cósmico, sin egoísmo alguno, donde uno deja de ser uno mismo…, para SER…, EL ABSOLUTO.
Repasando lo anterior, recordemos que la vibración más baja corresponde al terreno de nuestra personalidad, de nuestro Ego, es el nivel del miedo y donde se generan toda clase de conflictos, malentendidos y problemas. La vibración media es el terreno de la esperanza, donde empiezan a producirse los eventos favorables en nuestras vidas y, finalmente, la vibración más alta corresponde al terreno del Espíritu, es el nivel de la comprensión absoluta, en donde se producen los “milagros”
La mayoría de nosotros nos encontramos vibrando en el nivel medio. A veces decaemos por los problemas que se nos presentan y después de realizar cierto esfuerzo nos recuperamos. Otras veces, vivimos momentos de iluminación y gran conexión con nuestro Creador, entonces, vibramos con una energía alta sintiéndonos fuertes, llenos de fe y entusiasmo.
Cuando una persona comienza su camino de crecimiento personal, lo primero que surge son sus resistencias internas. El primer día decide, por ejemplo, comenzar una dieta, repetir afirmaciones y organizar su vida, sin embargo, al día siguiente es probable que no haga ni la mitad de las cosas que se propuso. Estas resistencias están generadas por el Ego, el Ego es la parte que se siente “única”, separada del Espíritu, generadora de todo tipo de dramas personales.
Sin embargo, es sensato reconocer que es muy difícil mantenerse en un mismo nivel de armonía todo el tiempo. Porque es probable que te sientas muy bien en un momento, pero luego puede que te encuentres con alguien que te hizo un daño, o en tu trabajo tu jefe te imponga una decisión absurda, o bien llegando a casa discutas con tu hijo o tu pareja, o que sin motivo te ofenda un desconocido, provocando que tu vibración cambie súbitamente. Estas situaciones y muchas más que acompañan nuestra cotidiana existencia…, son inevitables, pero…, precisamente aparecen por una “Ley de Sincronía” en nuestra vida para que aprendamos a cuidar y controlar nuestros pensamientos que antecediendo siempre a nuestros sentimientos, van creando en la unión de ambos…, nuestra vibración personal.
Por lo general, aquellas personas que nos generan “problemas” son “maestros ocultos” que el Universo nos envía y que ponen a prueba nuestra capacidad de dominio, entereza, fortaleza, comprensión, y de inteligencia para poder controlar las situaciones, e incluso de nuestra capacidad de poder perdonar; pues sólo de esta manera podremos darnos cuenta de si nuestra actitud ante la vida es, madura, firme, consciente y controlada…, o no. Date cuenta que si alguna persona tiene la facultad de lograr “ponerte de mal humor”, es porque aún tienes una parte débil en tu ser que necesita ser sanada. Tienes que darte cuenta finalmente de que…, Jamás vas a poder cambiar a nadie, ni siquiera a tus seres más queridos, ya que al único que puedes cambiar en esta vida es…, a ti mismo…, si primero…, estás convencido de ello y segundo…, quieres en verdad hacerlo.
Otra verdad metafísica explica que “las Leyes Superiores siempre se imponen a las Leyes Inferiores”, o dicho de otra manera… “Lo sutil…, siempre se impondrá a lo denso”…, tal y como el agua desaloja el aceite o lo turbio y denso en las cañerías; o como un incienso desaparece las densas vibraciones de un determinado lugar. Esto significa que en cuanto mejores tu vibración personal, mejorarás inevitablemente la vibración de todos aquellos seres que te rodean. Esta es la forma más efectiva, amorosa y silenciosa de “poder cambiar a los demás”. Con sólo mejorar uno mismo, mejoran las relaciones con tu entorno. Este principio nunca funciona al revés, ninguna persona de vibración baja podrá jamás bajar o  disminuir tu vibración, a menos que tú…, lo permitas…, como resultado de encontrarte en ese momento deprimido, tenso o triste por alguna situación.
Las preocupaciones complican siempre la solución de un problema porque disminuyen nuestra vibración. Desde el punto de vista metafísico, la preocupación puede resultar muy dañina porque inconscientemente aumenta nuestra fe en lo negativo, agravando el problema. La mejor manera de ayudar a una persona en este estado es que aprenda a calmarse, cambiando su manera de percibir las circunstancias, supliendo su ignorancia de cómo operan sus pensamientos en el Universo…, por el conocimiento del mismo; indudablemente que no es nada fácil lograr esto, pero es la única manera de poder sacarla adelante.
Cada vez que quieras ayudar a alguien, por estar sentimentalmente ligada a esta persona, como primera e ineludible acción, primero deberás elevar tu propia energía personal enfocándote en tu “Centro”, en  la Presencia del Eterno, la Consciencia Universal…“YO SOY”, vibrando en tu corazón, visualizándote envuelto en una esfera de Luz; después saluda respetuosamente y callada a la Presencia “YO SOY”, presente en el corazón de la otra persona, solicitándole amorosamente su permiso. Mentalmente dices… “El Cristo, la Luz, presente en mi corazón.., saluda al Cristo presente en tu corazón; sabiendo y reconociendo que tú y yo, en el Universo…, somos UNO”. A partir de este momento…, puedes iniciar una plática. En síntesis, para poder ayudar a otros primero tienes que estar en paz y en armonía…, contigo mismo; después “Sentir” en tu corazón…, si es adecuado hacerlo, porque de lo contrario, el problema o situación de la otra persona…, te puede afectar. Un metafísico debe ser “sanamente egoísta”, pensando en él mismo primero; habiendo logrado estar “completo”, manteniéndose en una posición mental fuerte, afianzado con firmeza en su YO SUPERIOR.
Debes recordar que es el Ego de cada uno el que genera los dramas personales. Por eso, es importante que te mantengas en una posición positiva para recordarle al otro su “verdadera naturaleza espiritual”, que la vida es felicidad y que si quiere en verdad lograr ser feliz, debe primero aprender a  brindarle a la vida, a él mismo y a los demás esa felicidad y alegría que tanto anhela. Jamás te involucres sentimentalmente con el Ego de aquella  persona que tiene miedo, sufre y se queja; aún que sea muy cercana a ti, pudiendo incluso ser tu propia madre, padre, pareja, hermano o hijo, porque entonces en lugar de ayudarla, ambos empezarán a cojear. Con seguridad y serenidad…, enfócate en tu Espíritu y en el de ella y entonces te darás cuenta con la respuesta…, que Dios…, el Eterno, siempre está presente.
Si analizamos a fondo el miedo veremos que en esencia es la fe en lo negativo, ya que la fe y el temor, son dos caras opuestas de una misma moneda… Un ejemplo: Si alguien dice…, “No creo poder con ese trabajo”…, en otras palabras está diciendo… “Tengo fe en que no voy a poder con ese trabajo” ¿Te das cuenta que es exactamente lo mismo? Para elevar nuestro nivel vibratorio se debe utilizar esta misma fórmula pero…, eligiendo la cara positiva de la moneda. Los ejemplos son muy vastos.
El primer paso consiste en suprimir los pensamientos que generan nuestro miedo expresando “cancelado” en voz alta…, por lo menos tres veces. Luego se debe repetir alguna afirmación positiva, visualizando al mismo tiempo una Luz en nuestro corazón, expresando por ejemplo: “YO SOY alegría”, “YO SOY la sabiduría guiando mi vida”, “YO SOY salud perfecta”. Reforzando lo expresado imaginándose mentalmente a sí mismo en las condiciones expresadas. Para finalizar, quiero mencionarte que NO existen enfermedades incurables; sólo existen personas con pensamientos incurables.
CÓMO GENERAR ENERGÍAS POSITIVAS
Recuerda… “Energías semejantes…, se atraen”. Esto significa que cuando tu vibración personal es muy baja…, si no haces algo al respecto, situaciones complicadas empezarán a presentarse en tu vida. Lo primero que debes hacer es mejorarla cambiando tu enfoque mental, para entonces atraer a tu vida situaciones y personas que te aporten felicidad. 
CUIDAR LA PALABRA
Para generar una mejor vibración personal, en primer lugar deberás ser muy cuidadoso con lo que pronuncias. Evita usar “malas palabras”; porque tienen una vibración muy baja y afectan tanto al ambiente como a las personas. Podrás usarlas en alguna ocasión como un desfogue momentáneo de tu enojo o frustración y eso es…, muy válido; el problema se presenta cuando lo conviertes en parte de tu vocabulario habitual.
Otras palabras que tienen vibración muy baja son aquellas que se pronuncian cuando uno se queja o bien cuando se critica a alguien, ya que la Palabra tiene un gran poder Creador. La palabra es el decreto que lanzamos al Universo para manifestar algo que pensamos. En la Biblia viene expresado esto en forma sencilla pero profunda a la vez, al describir de manera “oculta” una “Verdad” sublime, cuando describe en el “Génesis” del antiguo Testamento que Dios pensó primero en hacer la Luz, pero ella no surgió hasta que EL expresó… “Hágase la Luz”, y entonces… “La Luz”…, se hizo. Lo denomina como… “El Verbo Divino”…, o dicho de otra forma… “La Palabra Divina”.
Cuando nos quejamos de algo o de alguien, expresándolo, motivados por nuestro Ego, no nos percatamos de que  estamos afirmando…, decretando…,  dando la orden al Universo para que exactamente “eso” se realice…,  en nosotros y por ende…, en nuestras vidas. Recordando a la Mente Inconsciente que es nuestra gran “Bibliotecaria”, que no ve, no siente  y no razona, pero que “ESCUCHA” y por no analizar de que o de quien hablamos…, al  “ESCUCHAR” la Mente Inconsciente toma todo lo que expresamos…, como una orden, manifestando en nosotros…, todas esas condiciones que deseamos para la otra persona.
La crítica es una manifestación de que no te amas, y no te amas porque no te conoces, de que detestas en el otro lo que no quieres ver en ti mismo. Si te das cuenta de esto y lo aceptas, entonces el evitar hacerlo hará que puedas empezar a buscar y forjar tu propio crecimiento personal. Resolviendo tus propios conflictos internos, dejarás de tenerlos con los demás.
Evita participar en discusiones o en reuniones donde sólo se hable de manera trivial, negativa o vana. Cuida siempre tu palabra, lo que expresas, reservando tu propia energía para decretar sólo aquello que sea trascendente e importante para ti o para los demás.
SELECCIONAR LAS IMÁGENES
Debes hacer un gran esfuerzo para concentrar toda tu atención en las imágenes que sean más positivas para tu evolución. Tal como lo vimos al estudiar el Principio del Mentalismo, las imágenes de guerra, conflictos, crueldad, pobreza, enfermedad, catástrofes o de cualquier otra índole que te hagan vibrar…, experimentando inarmonía, miedo o inseguridad… provocarán en ti, la sensación de estar separado de tu Creador, alejándote entonces de tu propia armonía y paz interior.
Esto no significa que debas vivir ausente e indiferente de todo lo que acontece en el mundo, ya que aunque no quieras…, formas parte de él. Por lo contrario, puedes y debes informarte, conociendo todas las noticias del momento, actualizándote, pero sin que eso que leas o escuches…, te haga sentir mal. Para evitar ello, no te involucres mentalmente, no lo “hagas tuyo”, porque de lo contrario empezarás a experimentar en ti mismo todas las malas noticias del Planeta, bajando a los peores niveles tu propia vibración. Lo importante es que aprendas a dominar los eventos…, entendiendo que aún lo más aberrante que sucede en el mundo…, obedece a un silencioso pero perfecto Plan Cósmico que nos conduce finalmente a la perfección. Tener consciencia de esto…, te ayudará a elevar tu energía personal, alcanzando niveles de comprensión…, insospechados.
LA SENSACIÓN FÍSICA
El placer que aporta sentirse feliz es el camino más directo para aumentar tu energía y vibración personal. Es aconsejable practicar todas las actividades que te brinden un placer sano, como los deportes, el baile, la gimnasia, asistir a un curso, a una conferencia, a un concierto o espectáculo trascendente, caminar por un bosque, un parque o frente al mar. La visita a lugares naturales siempre ayudan a elevar la vibración personal.
La risa también es un placer que aumenta considerablemente nuestra vibración y por añadidura nuestro nivel energético, además de proteger y acelerar los procesos curativos del cuerpo. Rodéate de gente alegre, optimista, madura, con sentido sano del buen humor, que te hagan sentir bien; mira programas culturales, científicos, trascendentes, que aumenten tu nivel de conocimiento; encuéntrale a todo lo que te suceda el lado agradable, incluso cómico. Aprende a bromear, a reírte de ti mismo y verás cómo las soluciones vendrán a tu mente más fácilmente. Si estás muy enojado y alguien te hace reír, notarás que no podrás volver a enojarte como antes. La risa y el enojo no son compatibles. Cuando más nos reímos, más rápido desaparece el enojo.
A veces, es conveniente valerse del recuerdo de situaciones felices del pasado. La mayoría de la gente, por lo general, se pasa la mayor parte de su tiempo recordando todo lo malo que le ha tocado vivir…, lamentándose; eso sólo sirve para atraerle más cosas negativas al presente porque está generando el mismo tipo de energías.
Si quieres vivir una situación romántica, empieza por amarte a ti mismo…, buscando conocerte más allá de tu fachada. Porque el verdadero amor surge sólo cuando tú…,  estás completo. Dejando confiado que el Universo acerque a tu vida la persona que por afinidad de vibración…, sin saberlo…, elegiste.
Las personas que se sienten solas y se quejan de su soledad, sólo atraerán con sus reclamos más soledad o bien relaciones que fracasen rápidamente, como resultado de su inmadurez mental. Si éste es tu caso y no puedes recordar ningún momento romántico de tu pasado, entonces es tiempo de empezar a analizarte a ti mismo, porque esa falta de aceptación e ignorancia de lo valioso que eres, es lo que crea tu situación actual y tus propias limitantes. Si te amas sanamente, sabiendo quién en realidad “Eres”, por ley de afinidad o de “Atracción”, indudablemente atraerás a tu vida a otro ser que también se ame a si mismo, creándose entonces una pareja madura, alegre, estable, afín y trascendente.
Concéntrate en las imágenes, palabras y sensaciones que te ayuden a vibrar en la frecuencia del amor, recordando que el Universo está integrado ´por Amor y…, entonces, repentinamente…, ese Amor…, aparecerá en tu vida.
3. PRINCIPIO DE VIBRACIÓN (3ra.Parte)
MEJORA LA ALIMENTACIÓN
Hay alimentos que tienen vibración muy baja, como las carnes. Entre éstas, las rojas son las peores. El comer carne, en especial la de cerdo, aumentará la parte primitiva de tu Ser y estarás más propenso a enojarte con facilidad y a ser más agresivo. La naturaleza nos enseña que los animales más agresivos son aquellos que comen la carne de otros animales. Además, poseen un intestino más corto que el humano y pueden desecharla más rápidamente antes de que se descomponga. Cuando una persona come carne no siente hambre por bastante tiempo porque el cuerpo está haciendo un esfuerzo enorme para digerirla. Lo peor es que no se la elimina con rapidez y, entonces, el cuerpo se llena de toxinas.
Sin embargo, si estás acostumbrado a comer carne, no la dejes por completo. Es conveniente que reduzcas su ingestión gradualmente porque de lo contrario podrías producir un gran desequilibrio en tu cuerpo. Es verdad que hay personas que han comido carne toda su vida y han sido muy saludables; pero seguramente no han llegado a desarrollar un gran conocimiento metafísico. Recuerda que tú has comenzado a transitar un camino diferente, en el cual se requiere que seas ya muy consciente de todo lo que haces.
Comemos para tomar energía de los alimentos; por lo tanto, debes concentrarte en aquellos alimentos “vivos” que te dan mayor vitalidad. Los vegetales, las frutas y los granos son muy buenos para el cuerpo porque son de fácil digestión y te brindan toda la energía que necesitas. Por lo general, todo lo que tiene vida da más vida; por eso, las ensaladas frescas y las frutas son las mejores.
Si tienes problemas de sobrepeso o, por el contrario, un peso menor al necesario, debes hacer un esfuerzo para mejorarlo. Consulta con un nutriólogo, cambia tus hábitos alimenticios, amate a ti mismo, empezando …, por amar y cuidar tu cuerpo. No te sometas a dietas tortuosas: ése no es el camino ideal. El proceso tiene que ser amable y gradual porque debe ir acompañado primero…, de un cambio de ideas, conceptos y creencias, empezando por creer…, en ti mismo.
MEJORAR LA POSTURA PERSONAL
Cuando una persona está cansada, los hombros permanecen bajos y la columna vertebral tiende a encorvarse. Si ésta es tu postura habitual, obsérvate.., entonces tu vibración personal será siempre muy baja. Tienes que enderezar tu columna, mantener la frente alta, los brazos firmes y las piernas listas, así como la mente…, listos para la acción. De esta manera, la energía vital recorrerá con facilidad todo tu Ser, elevando tu vibración personal.
Para eliminar la depresión, preocupación, tristeza o cualquier angustia, que te esté afectando, sólo tienes que darte palmadas firmes en tu pecho, al estilo de “Tárzan”, sin lastimarte. Si gritas cuando estés a solas…, mejor aún. Pruébalo ahora mismo y notarás el gran cambio de vibración que experimentarás, te sentirás mucho mejor.
CÓMO ALCANZAR LAS VIBRACIONES MÁS ALTAS
Además de las recomendaciones prácticas que hemos descrito para ayudar a elevar tu energía personal, existen otras que te ayudarán a conectarte con tu parte Divina…; como la Meditación por las mañanas, silenciando durante ella tu mente. De esta manera, experimentarás la vibración más alta, gracias a la cual se producen los milagros.
EL SONIDO “OHM
La repetición de “Mantras” o palabras de poder, por lo general de origen sánscrito, ayudan a cambiar la vibración de cualquier situación.
El Mantra más simple y efectivo es el del sonido “Ohm”, que está considerado por los antiguos “iluminados” como el sonido que produce nuestro Planeta al girar y el sonido profundo del Universo. Debes exhalar todo el aire primero y después inhalar profundamente empezando por inflar el estómago, proseguir con la “caja torácica” y culminar elevando los hombros (A esto se le conoce como la “Respiración de los bebés” o “Respiración completa”), aguantando un poco la respiración; después exhalar, pronunciando lentamente la palabra “Ohm” haciendo hincapié primero en la vocal y luego en la consonante, o sea… ¡OOOOOOOOOOOOHMMMMMMMMMMMM!.
La vibración de este sonido te va unificando con el Universo, con tu propia vibración, siendo muy útil para disolver cualquier emoción o situación negativa. Debes repetirlo, por lo menos, durante quince minutos. Meditando…, repitiendo este “Mantra”, se logran disolver las emociones negativas, miedos y angustias. Se puede hacer tres o cuatro veces por día. El sonido “Ohm” ayuda a recobrar tu “Centro” y a elevar tu energía personal a un nivel muy alto.
Cuando uno comienza a repetir “Ohm”, lo primero que viene a la mente son todos los problemas y pensamientos que se quieren evitar. Lejos de alcanzar más paz, uno se siente al principio abrumado, pero no hay que alarmarse, dejarlo o tratar de oponer resistencia, simplemente hay que soltarnos ante los pensamientos o sentimientos “locos”, “incoherentes”, que vengan a nuestra mente, poco a poco aprenderemos a controlarlos de manera natural. Irán diluyéndose poco a poco en la medida que persistamos en nuestro nuevo hábito. La sensación de paz y bienestar alcanzada al final, se hará inevitable después de unos días de práctica. 
LA PRÁCTICA DEL SILENCIO
La práctica del silencio es muy poderosa y, a la vez, difícil de realizar en estos días. Consiste en permanecer el mayor tiempo posible en total silencio; es decir, sin hablar, sin contestar el teléfono o el celular, sin mirar televisión, sin leer ningún libro, sin escuchar música. De esta manera, se logra el estado de contemplación que eleva la energía a un nivel muy alto.
En nuestra cultura, está muy arraigado el concepto de que siempre deberíamos estar haciendo algo, aprovechando nuestro “valioso tiempo”. La idea de “hacer” es muy valorada y se reciben recompensas por eso. Sin embargo, es mucha más valiosa la idea de aprender a… “Ser” y ésta es la clave de este ejercicio. Nuestro verdadero valor radica en que “somos seres humanos” y no “hacedores humanos”. No hay nada de malo que desarrolles ciertas tareas y seas una persona productiva, pero tienes que aprender a encontrar el verdadero valor de tu “verdadera Esencia”, de tu “SER”, aun cuando no hagas nada que la sociedad considere valioso.
Puedes comenzar a practicar el “silencio” durante tres o cuatro horas. Asegúrate que nadie te interrumpa ni te moleste. Puedes hacerlo en tu casa o en un parque. Los espacios de la naturaleza son los más poderosos. Simplemente contempla todo lo que sucede por dentro y por fuera de ti. No es necesario que juzgues ni que llegues a ninguna conclusión. Este no es un ejercicio intelectual. Al principio, tu Ego te recordará tu drama personal e intentará hacer mucho “ruido” para restarte paz. Sin embargo, si dejas pasar los pensamientos con libertad, ese “drama” desaparecerá…, disolviéndose en el aire.
Si tienes la costumbre de orar, agrégale a tus momentos de oración unos minutos de silencio al final. Alguien dijo… “Cuando tu oras…, Dios escucha; cuando te aquietas y silencias tu mente humana…, entonces Dios…, te responde”. Cuando permaneces en silencio, “Escuchas Su respuesta”. Si sólo rezas y luego te vas, lo único que habrás hecho es un perfecto monólogo. De nada sirve que reces con todo tu fervor pidiendo la solución a un problema si no escuchas Su Respuesta. En el Universo todo es perfecto y necesario. Todo lo que te sucede tiene un sentido y guarda una lección para ti. Hasta que no la aprendas, continuarás lidiando con lo mismo; por eso, el silencio es importante. Cuando permaneces en silencio, la Voz de Dios te habla con claridad y te explica todo, sin palabras…, haciéndote comprender, como un chispazo de luz, por qué te sucede…, lo que te sucede.
LA VIBRACIÓN DEL AMOR
El Amor es la única fuerza del Universo y es el nivel vibratorio más alto que podemos alcanzar. Gracias al amor nos movemos, nos relacionamos, nos sanamos y nos expandimos.
Nosotros creemos que existen diferentes clases de amor; por ejemplo: el amor que una madre siente por sus hijos, el amor entre amantes, el amor de amigos. Sin embargo, debes saber que existe una sola clase de amor: el de Dios. El Amor de Dios es incondicional, sin juicios o condenas de ninguna especie, sin divisiones, ni clasificaciones; es permanente, inmutable y estable.
Creemos que amamos a alguien porque nos brindamos plenamente a esa persona pero, a la vez, inconscientemente le exigimos que haga lo mismo hacia nosotros. El Verdadero Amor es incondicional. Al verdadero Amor sólo le interesa darse y expandirse; no necesita ni pide nada a cambio.
Nosotros, al no estar ni vibrar en un nivel de perfección, nuestro Ego entabla una “negociación” con nuestra pareja para encontrar la supuesta felicidad. En la mayoría de las relaciones amorosas encontramos un perfecto drama, lleno de juegos, exigencias, condiciones, engaños, intereses disfrazados en mil formas, acusaciones, chantajes sentimentales e intrigas. Cada vez que estés hablando de condiciones, obligaciones, estructuras y culpas, estás lejos de vibrar con la energía del Verdadero Amor. Si para sentirte amado exiges a tu pareja que te llame tantas veces al día, que te diga ciertas palabras, que cumpla ciertos horarios o formalidades, que te permita acompañarlo a todos lados, entonces estarás preparando el camino directo a tu infelicidad. Tarde o temprano, la persona no podrá cumplir con tus exigencias o expectativas y la desilusión…, será inevitable. El drama, la culpa, el chantaje y la manipulación hacen que la vibración personal llegue a niveles muy bajos y lo único que puede esperarse de ello es que se presenten problemas, dolor y desencantos.
¿Cuál es la solución para ellos? Muy simple…, pedir ayuda al Universo. Cuando sientas angustia, miedo, soledad o la tendencia de culpar a otra persona por tu infelicidad, deberás recordar que “Todo lo que ocurre por fuera es el reflejo de lo que te pasa por dentro”; por lo tanto, lo de afuera sólo te recuerda que tienes algo que sanar en ti mismo…,por dentro”. En ese momento sólo basta con que abras tus manos, con las palmas hacia arriba, y des permiso a Dios para producir la curación dentro de ti.
Hay un poema muy hermoso referente a esto que dice…
RENDIDO
AQUÍ ME TIENES SEÑOR, RENDIDO ANTE TI, TE ENTREGO MI VIDA,TE REGALO MIS DESEOS, TE CEDO MIS DECISIONES.
YA NO TENGO VOLUNTAD PROPIA… ¿CÓMO PODRÍA TENERLA?
SI TODO LO QUE INTENTÉ HASTA AHORA…, FRACASÓ.
SI TODO EN LO QUE PORFIÉ…, PERDÍ.
SÓLO TU ALIENTO ME RECONFORTA, SÓLO TU LUZ MARAVILLOSA ILUMINA LA SOLEDAD DE MI CORAZÓN.
ENSÁNCHAME EL PECHO SIN DEMORA Y POR PIEDAD…, RECUÉRDAME POR FAVOR…, COMO AMAR.
DESPIERTA MI MENTE DORMIDA Y DÉJALA VOLAR ANSIOSA AL ENCUENTRO DE MI ALMA OLVIDADA…, PARA QUE EN UN ABRAZO FURIOSO ME FUNDA DEFINITIVAMENTE A TU LUZ Y COMPRENDA FINALMENTE…, QUE TU GRAN MENTE…, DONDE ME ENCUENTRO INMERSO…, ES LA MÍA.
Da gracias.
Luego permanece unos cinco o diez minutos con las manos apoyadas sobre tus piernas. Sentirás que las palmas se calientan enormemente y una gran paz interior viene a ti. Terminas agradeciendo por todo lo que has recibido, continuando tus actividades normalmente.
Haz este ejercicio cada vez que sientas que tu humor cambia y te sientas inarmónico. A veces pensamos…, ¿Por qué me estoy sintiendo de esa manera?; Debes dejar simplemente que se realice el proceso…, sin buscarle una explicación lógica, intelectual. En el mar existen mareas altas y mareas bajas…, simplemente deben de aceptarse dentro de esa sincronía y funcionamiento del Universo. Concéntrate viendo una Luz en tu corazón y al poco tiempo experimentarás una paz y comprensión difícil de describir, pero que calmará tu tormenta.
“EL AMOR ES TODO LO QUE EXISTE”
Cuando estés con alguien que te cuente sus problemas y lo veas muy afligido, mientras lo escuchas, sin involucrarte en ninguna forma, repite mentalmente, visualizando una Luz en su corazón: “El Amor es todo lo que existe”.  Verás que la persona de repente perderá interés en su propio drama y hasta quizás te diga: “¿Qué estaba diciendo?”
Frente a cualquier situación que te… atemorice, cualquier situación dificil sin resolver, incluyendo los contratiempos económicos, familiares o de salud, repite muchas veces viendo una Luz en tu corazón…, “El Amor es todo lo que existe”, hasta que experimentes, hasta que sientas dentro de ti, que tu vibración…, cambia. 
EJERCICIO: EL COLOR NECESARIO
Una manera muy eficaz de balancear nuestra Aura es a través de la visualización de colores. Cada color tiene una vibración determinada y eso nos ayuda a restaurar la energía que está ausente en nuestro Ser.
Puedes realizar este ejercicio tanto sentado como acostado, en la posición que te resulte más cómoda para tu cuerpo. Esto sólo te requerirá cuatro o cinco minutos.
Comenzarás respirando profundamente tres o cuatro veces y luego pedirás a tu Yo Superior, a tu “YO SOY” , presente en tu corazón, que te indique ¿Cuál es el el color o los colores que le hacen falta a tu Aura para encontrar el balance perfecto?. Con el primer color que venga a tu mente, vas a proceder a “bañarte” y cubrir todo tu cuerpo físico, como si lo tiñeras con este tono. Si tu mente te informa de algún otro color, entonces repites la operación. Permaneces unos minutos visualizando este baño de colores y, finalmente, respirando profundo, llevas esta vibración a cada una de tus células, volviendo a abrir los ojos.
La emoción o el pensamiento negativo desaparecen instantáneamente con la visualización de los colores. Este ejercicio es muy efectivo para todos porque prácticamente no existe ninguna persona que no pueda visualizar una imagen determinada, pero nunca te será difícil ver los colores del arco iris.
Este ejercicio también es muy útil para ayudar a otros. Cuando entres en contacto personal o telefónico con alguna persona que esté afligida por alguna situación, puedes concentrarte unos instantes, preguntando a tu Yo Superior, ¿Qué color necesita esa persona para equilibrar su Aura?. Recibes el primer color que venga a tu mente, te cubres con él y luego se lo envías a la otra persona a través de tu plexo solar. Imagínate que un haz de luz de color sale de tu corazón y cubre al otro con ese color. Es probable que la persona necesite más de un color; tu propia Conciencia te lo revelará.
Este ejercicio ha resultado muy eficaz para ayudar a aquellas personas que cuentan sus problemas por teléfono. Mientras escuchamos, una parte nuestra envía Luz y Amor a la otra. Al final de la conversación, la persona se siente aliviada y nosotros nos sentimos vitalizados
También se puede ayudar a personas enfermas, o a nosotros mismos si estamos sufriendo alguna dolencia. En este caso, se le pregunta al Yo Superior ¿qué color necesita el órgano o la parte del cuerpo afectados? Repetimos el proceso ya conocido enviando toda la luz de color directamente a esa parte del cuerpo. Además, puedes preguntar ¿En qué lugar de tu cuerpo está acumulado el resentimiento, el dolor o alguna culpa del pasado?. Luego envías a esa parte el color que necesita para sanarse.
Los colores que vienen a tu mente tienen un significado. El color violeta significa sanación, para la mente y especialmente para el cuerpo físico, en su vibración es el más cercano en pureza a la luz blanca. El azul se refiere al mejoramiento de las relaciones entre personas, al igual que el celeste, porque es el color del Chakra ubicado en la garganta, el de la hermandad, sin importar razas. El verde restaura la alegría, la esperanza, el optimismo y la salud, ya que es el color del Chakra del corazón. El amarillo activa y mejora el funcionamiento mental, es el Chakra del Plexo Solar. El anaranjado es el color de la sabiduría y aporta más conocimiento, es el Chakra ubicado abajo del ombligo, donde se ubica la célula primigenia, donde se originó nuestro cuerpo físico. El rojo eleva las energías físicas y aumenta el coraje, es el Chakra ubicado en nuestros órganos genitales, el principio generador de toda vida. El rosado aumenta el placer y resuelve problemas amorosos, es la union del rojo, color primario y el blanco, la pureza, la unión de todos los colores. El blanco es la suma de todos los colores; cuando percibimos en una meditación el color blanco, es porque ya hemos empezado a alcanzar nuestro equilibrio.
Los colores más sublimes son el dorado y el plateado: indican la apertura a niveles mayores de Conciencia, sentimientos elevados, sublimes, puros; son colores de santidad.
Existe un Principio en el Universo por el cual “Todo lo que odiamos, nos molesta o rechazamos, se nos pega”. Esto es debido a que venimos al planeta Tierra con la única función de descubrirnos a nosotros mismos…, aprendiendo a dar y a Amar. Por eso la vida nos pone frente a situaciones adversas y personas difíciles que ocultamente nos ponen a prueba,  dándonos la oportunidad de controlarnos y poder mostrar lo mejor de nosotros mismos. Hasta que no aprendamos a amar… la situación o la persona no desaparecerán de nuestras vidas. A veces este proceso toma varias vidas. Por lo tanto, maldecir, quejarse, culpar, protestar o criticar no hacen sino aumentar el lazo que nos une a aquello que tanto rechazamos. Recuerda…, sólo el amor sana, disuelve y restaura.
Ya sabes que las energías iguales se atraen. Pregunta a tu Yo Superior ¿Qué color necesitas para vibrar en la frecuencia del Amor? Báñate en ese color por varios minutos, que generalmente es el color de rosa y prepárate para vivir momentos de felicidad junto a personas que te brindarán su amor más puro y sublime.
CONTINUARÁ…

Seguidores

contador
CURRENT MOON

Datos personales

mariposas